¡No hubo quinto malo para Murray!

En una final épica, el escocés Andy Murray se coronó en el US Open ante Novak Djokovic en cuatro horas y 54 minutos.

Por EFE10/9/2012 - NUEVA YORK
Andy Murray se coronó en el US Open ante Djokovic (Getty Images).
Andy Murray se coronó en el US Open ante Djokovic (Getty Images).

El escocés Andy Murray, tercer favorito, se proclamó campeón del US Open al vencer en la final masculina por 7-6 (12-10), 7-5, 2-6, 3-6 y 6-2 al serbio Novak Djokovic, segundo cabeza de serie, y consiguió así su primer título de Grand Slam como profesional.

De esta forma, Murray rompió un maleficio para el tenis británico de 76 años sin conseguir un título de Grand Slam.

El partido, que duró cuatro horas y 54 minutos, se quedó a sólo uno de empatar el de mayor duración en la historia del US Open, en el que Murray consiguió un total de 160 puntos por 155 de Djokovic.

La final, que se disputó por quinto año consecutivo el lunes debido a los aplazamientos que se dieron por la presencia de la lluvia en la jornada del sábado, fue también la quinta de un torneo de Grand Slam para Murray, actual campeón olímpico, al que le faltaba un título en los torneos "Grandes" del circuito profesional.

Murray, de 25 años, había disputado antes las finales del Abierto en el 2008, las del Abierto de Australia (2010 y 2011) y la de Wimbledon (2012) que perdió ante el suizo Roger Federer.

El partido no pudo comenzar peor para ambos jugadores con errores no forzados y perdiendo ambos su respectivos saques, en un duelo en el que Novak Djokovic llevaba la peor parte y volvió a ceder el servicio en el quinto, pero también encontró de nuevo la manera de recuperarse y en el octavo puso el empate a 4-4 para que el set se tuviese que decidir en el 'tie-break'.

Nada cambió en el intercambio de golpes, de estrategia y de errores no forzados hasta que en el vigésimo segundo tanto, Murray le rompió el saque a Djokovic y logró la manga por 7-6 (12-10) después de una hora y 27 minutos de acción, en el que para decidir un sólo 'game' intercambiaron 54 golpes.

Murray se sintió reforzado en su confianza e inició la segunda manga de forma arrolladora para romperle dos veces el saque a Djokovic, que seguía sin tener control del juego y el viento reinante de nuevo en la pista Arthur Ashe para nada le beneficiaba.

Pero su clase como segundo mejor del mundo volvió a quedar de manifiesto al no darse por rendido y luchó como si estuviese adelante en el marcador hasta romperle también dos veces el saque a Murray y con tres juegos seguidos empató el marcador a 5-5.

Sin embargo, Murray supo reaccionar de nuevo a tiempo y después de mantener su saque, con sus golpes de derechas y excelente resto consiguió romperle por tercera y definitiva vez el saque a Djokovic.

El gran sueño de conseguir el primer título de Grand Slam estaba más cerca, pero todavía le quedaba lo más difícil, superar la presión y a un Djokovic que para nada se sentía derrotado, todo lo contrario.

'Nole' comenzó el tercer set con la rotura de servicio a Murray y le advirtió que estaba listo para la lucha y aunque el escocés intentó recomponer su juego, no pudo porque comenzó a cometer demasiados errores no forzados y Djokovic elevó su nivel de tenis para lograr tres 'games' seguidos y sentenciarla manga.

El partido no había acabado, todo lo contrario, comenzó una segunda parte en la que Djokovic a los gritos de los aficionados, que llenaron las gradas del Arthur Ashe, se reencontró con su mejor tenis de saque seguro, excelente resto y golpes ganadores.

La combinación le permitió de nuevo empezar la cuarta manga con la rotura del saque de Murray, que seguía sin capacidad de reacción y vio como la racha de juegos ganadores de Djokovic llegó hasta los cinco, para el parcial de 0-2 a favor del serbio.

Murray reaccionó, pero no lo suficiente para romperle el saque a Djokovic que por dos veces superó pelotas de 'break' y mantuvo su ventaja hasta que en el noveno después de ir abajo 30-0 con saque del escocés le hizo cuatro tantos seguidos y acabó el set.

Después de cuatro horas y tres minutos nada estaba decidido, el campeón del Abierto saldría del que ganase el quinto y definitivo set que comenzó perfecto para Murray al romperle por fin el saque a Djokovic y luego en un reñido segundo juego mantuvo el suyo, dándole la confianza que no tuvo en los dos anteriores.

El camino hacia el título comenzaba a estar despejado, pero mucho más cuando en el tercer juego de nuevo le rompió el saque a Djokovic, que comenzó a sentir el esfuerzo físico realizado para intentar la remontada y cometió dos errores sin forzar que le alejaban de haber logrado la hazaña de una remontada histórica.

Aunque en el cuarto juego de nuevo sacó su espíritu indomable de campeón y consiguió romperle el saque a Murray, pero estaba vez el escocés volvió a ser el que ganó la medalla de oro y sirvió excepcional en el sexto para luego en el séptimo quitárselo de nuevo a Djokovic, que al concluirlo pidió la asistencia del médico.

La acción no gustó nada a los aficionados neoyorquinos que comenzaron a abuchearlo hasta que ambos volvieron a la pista y Murray con su saque selló una victoria histórica.

A pesar de la derrota, Djokovic, que perdió el séptimo partido de los 15 que ambos han disputado, concluyó el verano como el mejor de los torneos de verano de US Series para llegarse un millón de dólares además de los 950 mil dólares que ganó como subcampeón.

REVISA EL PARTIDO AQUÍ

andy murray, Novak Djokovic, US Open

Deja tu comentario