A esta fecha le sobran condimentos

Por SEBASTIAN VIGNOLO29/6/2011

San Lorenzo es una “final” para River, como todo lo que tendrá hasta el final del campeonato. Es un partido con mucho condimento en el que seguramente habrá que prestarle atención a la actuación del árbitro. Pablo Lunati será mirado de una manera distinta a otros jueces.


Fue una semana repleta de acusaciones y de un quiebre entre Passarella y AFA, que puede llegar a ser peligroso. Pero el Millonario no está condicionado por eso sino por su actualidad, por haber perdido los últimos tres partidos inclusive sin merecerlo.


Es dramático lo de los dirigidos por “Jota Jota” en cuanto a los números, pero no en cuanto a lo que propone. El Ciclón no tiene “tanto para jugar”, en cambio.

El gran Fortín


Más allá de alguna derrota inesperada, como la de Quilmes, no debería tener problemas. El equipo camina en los dos frentes y entra en etapa decisiva de los dos torneos. Veremos si “la cabeza” está bien, además de lo físico. Superar “esa historia del nadie pudo con las dos cosas”. Si la maneja, no tendrá inconvenientes.

Hasta Boca puede…


En un campeonato normal, hubiera estado afuera hace rato, pero este es un torneo muy irregular y todos se permiten soñar. Algo curioso: decimos esto y no pensamos que el Xeneize tiene un punto ¡menos! que River, a quien sólo se lo menciona por su lucha con la promoción.


El equipo levantó más en los resultados que en el rendimiento. Aún no garantiza un funcionamiento parejo y vistoso pero todo puede pasar.

Por el buen camino


Racing es el mejor equipo después de Vélez. Tiene una idea y a veces la puede poner en práctica. Lástima que para jugar con Quilmes sufrirá bajas importantes: Teófilo Gutiérrez, Lucas Litch y Patricio Toranzo. Pero así y todo no pierde su esencia.

No debe desesperarse y seguir por esta senda, porque si no se da en este semestre sí sucederá pronto.


Cerrar la historia

Independiente, por su parte, sacó la cabeza del agua ganando el domingo pasado “su final”. Debe terminar este campeonato de la manera más digna posible y luego replantear algunas cosas sobre su plantel y su renovación, muy necesaria por cierto. Con Colón “pinta” para accesible, aunque el Sabalero es tan ciclotímico que nunca se sabe qué pasará.

Huracán, de los que pelea, es el que más flojo está de los que pelea por escaparle al descenso. Peor que Quilmes, inclusive. Porque el Cervecero levantó con Caruso pero no le da el tiempo, en cambio lo del Globo no se trata de eso: es un conjunto que no logra un funcionamiento, que está de capa caída. Es el que menos fuerzas tiene para salir de ahí.
 

Puedes seguir a Sebastián Vignolo en Twitter: @PolloVignolo

 

Clausura argentino, Sebastián Vignolo

Deja tu comentario