RODRIGO SÁNCHEZ

Monterrey merece el tricampeonato

Después de la primera final de la CONCACAF Liga Campeones, Rodrigo Sánchez analiza a los Rayados en búsqueda de un boleto por el Mundial de Clubes

Por RODRIGO SÁNCHEZ25/4/2013 - CIUDAD DE MÉXICO

Rayados demostró ante Santos que la CONCACAF Liga Campeones es un torneo que les sienta bien

Se dice que hay torneos que les sientan bien a algunos jugadores.  Adolfo Bautista, al jugar la Copa Bridgestone Libertadores se convertía en una auténtica amenaza para los rivales, otro claro ejemplo es ‘El Tigre’ Radamel Falcao, quien destacó en la UEFA Europa League con el Porto y después también con el Atlético de Madrid, por poner algunos ejemplos. Ahora Monterrey demuestra que la CONCACAF Liga Campeones es un torneo que ‘se les da’ pues el equipo de Vucetich parece haberle tomado ‘gusto’.

Con dos campeonatos al hilo, Rayados busca defender su título en la Final ante Santos, y aunque parecía que los de Torreón llegaban en mucho mejor momento por lo que habían demostrado en la Liga: terceros en la Tabla General, la calificación prácticamente en la mano y una seguidilla de nueve partidos sin perder, no fue así.

Si bien ‘La Pandilla’ ha tenido un paso incierto en la Liga MX: fuera de zona de calificación, siendo el peor equipo como visitante con seis derrotas y dos empates en 15 Jornadas; lo cierto es que en el juego de ida la Final de la CONCACAF Liga Campeones, esas diferencias estadísticas ni siquiera se notaron.

Y es que a pesar del pésimo torneo que Rayados ha hecho en México, su participación en la CONCACAF Liga Campeones ha sido todo lo contrario, pues se encuentran invictos en el certamen, y quizá esto se deba a que los norteños han probado las mieles de codearse con la ‘crema innata’ del futbol en el Mundial de Clubes.

Es cierto que el nivel de la CONCACAF deja mucho qué desear y por lo mismo no llama tanto la atención de los espectadores, quizá por eso equipos como Tigres se den el lujo de no darle importancia y tirarlo por la borda; pero en el partido de ida ante Santosen Torreón, Monterrey dejó claro que el torneo para ellos significa más que algo regional…

Hace días leí un tweet de un ‘periodista’ deportivo aseverando que Rayados no merecía volver a ir al Mundial de Clubes puesto que ya lo hizo en dos ocasiones y demostró de lo que son capaces; no sé quién es él para asegurar semejante cosa, yo no me atrevería a hacerlo, pero sí sé que los regiomontanos han sido un equipo constante en la CONCACAF y no considero que en balde estén jugando su tercera final consecutiva.

No creo que un torneo se le dé bien a un jugador o a un equipo, en este caso, por pura casualidad. La mayoría de veces cuando un futbolista destaca en ciertos partidos o ‘se crecen’ como se dice en el argot futbolero, es porque tienen la motivación extra de que les gusta ser vistos en otros ambientes que los habituales.

El primer ejemplo que puse al inicio. Adolfo Bautista siempre fue un jugador con picardía, que le gustaba mostrarse y darse a notar en el terreno de juego, por ello sus constantes cortes extravagantes, el uso de bandas en las manos, el portar el número 100, el uso de un solo guante etc. Quizá por eso en la Copa Bridgestone Libertadores ‘El Bofo’ se hizo notar, con su buen futbol.

Monterrey ha demostrado su hambre de sobresalir a nivel internacional, y ese espíritu de trascender es lo que ha hecho que al equipo se le dé jugar en la CONCACAF Liga Campeones.

Deja tu comentario