JAIME DINAS

El poder goleador clasificará a Colombia

Pekerman hasta se da el lujo de dejar a Jackson, Bacca y Muriel y Quintero en el banco, porque Teo y Falcao la “rompen”. La Tricolor será mundialista con fechas de anticipación. Por Jaime Dinas.

Por JAIME DINAS24/3/2013 - Colombia
Gran rendimiento del seleccionado colombiano en las Eliminatorias (EFE)
Gran rendimiento del seleccionado colombiano en las Eliminatorias (EFE)

Con goleada en el “Metropolitano” de Barranquilla arrancó la undécima jornada de Eliminatorias, tras el contundente 5-0 de Colombia sobre una Bolivia que solo opuso resistencia gran parte del primer tiempo, pero que sucumbió ante la contundencia del combinado de “Súper Peker-Man”, quien encontró en los pies de Macnelly Torres, Carlos Valdés, Teófilo Gutiérrez, Radamel Falcao García y el defensor Pablo Armero, el camino hacia una goleada, que encarama con 19 puntos en la segunda casilla a los “cafeteros”

En la “Era Pekerman” completan 5 victorias y están a 5 ó 6 puntos de asegurar su regreso a una cita orbital, tras tres fallidos intentos.

Colombia quedó “Cuadrado”

Mientras más de medio país discutía sobre la alineación o no de Teo y la presencia inminente de Jackson Martínez por su andar en el Porto, el estratega argentino sorprendió al dejar en el banquillo a Pablo Armero, para incluir a Juan Guillermo como lateral derecho y enviar a la izquierda a Camilo Zúñiga, posición que realiza en el Nápoli, entregándole la responsabilidad en el frente de ataque a la dupla Falcao-Teo y manteniendo el 2-2 de la zona medular con Valencia y Aguilar en primera línea y James Rodríguez con Macnelly en la creación.

Además, le conservó el respaldo a Carlos Valdés en la pareja de centrales por encima de Luis Amaranto Perea y todo porque la visita no aterrizó a la capital atlanticense con una propuesta ofensiva sino que antes por el contrario, armó una doble línea de cuatro y en algunos pasajes de la parte inicial hasta un 4-5-1, para cerrarle los espacios a un adversario que venía de superar a domicilio 1-3 a Chile y en casa 2-0 a Paraguay, con una contundente demostración de buen fútbol.

Ante ellos el técnico argentino utilizó a Cuadrado por un costado, para darle salida y con ello profundidad a una Colombia que requería de sociedades, juego de primera intención, salida rápida y sorpresa con cambios de frente, para contrarrestar a una visita, que incluso quiso inquietar con contragolpes.

Anulado  “Tigre” y Teo

Apenas transcurrían 6 minutos de la parte inicial, estábamos en el amanecer de la contienda y el asistente Byron Romero, ya le estaba anulando un gol a Radamel Falcao García por clarísima posición adelantada del samario, después de un pase de cabeza de Teófilo que terminó en el fondo de la red, tras otro cabezazo del 9 del Atlético de Madrid, pero como si eso no fuera poco, la ansiedad y en parte la angustia se apoderó de los cerca de 55 mil espectadores, al anulársele otro tanto a la “Tricolor” 2 minutos más tarde.

En esa oportunidad a Teófilo Gutiérrez, quien como el “Tigre” también estaba ligeramente adelantado, razón por la cual el árbitro ecuatoriano Carlos Vela no convalidó la anotación.

Los “cafeteros” se tornaron más inteligentes  y rodaron el útil, para ir desgastando a una Bolivia, que si bien no proponía en ataque, por lo menos le cerraba los espacios al local, pero en ese preciso instante, es cuando se “cuadra” Colombia con un Juan Guillermo, que con su salida rápida, su gambeta y gran condición técnica, logra desembotellar el juego cerrado que la visita planteaba y sobre los 20 de la inicial Macnelly abre la llave, para que al término de los cerca de 95 minutos de juego se venga una “chorrera” de goles con los que el local humilló a la Bolivia de un Xavier Azkargorta, quien reconoció al final la superioridad del local.

14 en 360

Más allá del segundo lugar alcanzado y el necesitar tan solo 6 puntos de los 21 que le restan por disputar, nueve de ellos en condición de local (Perú, Ecuador y Chile), quizá lo más relevante de la Colombia de Pekerman es el hecho de haber marcado 14 goles en sus últimas cuatro, tres de ellas en condición de local, lo que evidencia el gran momento colectivo e individual por el que están atravesando sus atacantes, siendo Falcao el máximo artillero de su selección con seis (tres menos que el goleador de la Eliminatoria, el argentino Gonzalo Higuaín), escoltado por Teo, quien ha marcado 4.

Y eso que la Tricolor se da el lujo de dejar en el banco a Jackson Martínez, goleador en Portugal, Carlos Bacca, máximo artillero en Bélgica y qué decir de Luis Fernando Muriel y Carlos Darwin Quintero, quienes jornada tras jornada se hacen presente en sus ligas con sus escuadras.

De esta manera Pekerman tiene garantizada regularidad en su cuota goleadora, lo que lo llevará a clasificarse a Brasil 2014 con dos y hasta con tres jornadas de anticipación, para obviar esa pesadilla, que frustró en varias ocasiones a una nación, que quedo apeada de un Mundial, hasta por diferencia de goles.

Alegría y tristeza

No siempre se gana con holgura y contundencia y por un 5-0 en Eliminatoria y muchísimo más con un combinado nacional, que después de su revés en Quito ante Ecuador no ha podido ser frenada por ningún rival y eso que enfrentaron a Uruguay y Paraguay en casa y a domicilio a Chile, tres rivales directos en la pelea por uno de los cupos a Brasil 2014 y para ello fue fundamental golear, gustar y ganar, aprovechando además que la jornada nos trajo beneficio con el empate de Uruguay, la derrota de Venezuela y Chile, nuestros escoltas sin importar el triunfo agónico de un Perú que nos visitará en la Fecha 14.

Pero sin duda alguna lo que más duele es la perdida por acumulación de cartones amarillos, de “il capitano” Mario Alberto Yepes, quien con su fútbol y liderazgo, le brinda a los “cafeteros” la contundencia y seguridad, además de respeto, que se requiere para mantener la solidez que ha caracterizado a una escuadra que tan solo ha recibido seis tantos, siendo la más solida de la Eliminatoria o por lo menos la que menos goles tiene en su contra.

Claro está que con Luis Amaranto Perea o Aquivaldo Mosquera no solo se tiene confianza sino que también se cuenta con la experiencia necesaria para mantener el arco en cero en Puerto Ordaz ante Venezuela.

“Made in Pekerman”

A excepción de Carlos Valdés y Edwin Valencia, al igual que el veteranísimo Farid Mondragón, quienes no habían sido tenidos en cuenta ni por el “Bolillo” ni mucho menos por Leonel Álvarez (los dos últimos técnicos de la “Tricolor”), José Néstor utilizó los mismos jugadores con los que Colombia encaró la pasada edición de la Copa América y el arranque de esta Eliminatoria, lo que quizá cambió fue el estilo de trabajo de este grupo argentino, con el que se le regresó la identidad futbolística a la selección, ese estilo de juego que deleitó al mundo entero y que nos llevó a clasificar a 3 mundiales de manera consecutiva.

El otro cambio trascendental en el manejo de la selección se dio en el hecho de bloquear o blindar al grupo de una serie de distractores, entre ellos la dirigencia, los empresarios, la misma prensa y factores disciplinarios, para armar una verdadera “familia” futbolística, que con la presencia de los experimentados Yepes, Amaranto, Aquivaldo y Mondragón, le dieran a esta camada ese sentido de pertenencia, que se requiere para cumplir con seriedad y profesionalismo, el objetivo primordial y esencial, que es el de regresar a un Mundial y desde ya les puedo asegurar, casi que certificar, que vamos a clasificar a Brasil 2014, hasta inclusive tres fechas antes del cierre de esta Eliminatoria, por allí en el compromiso ante Ecuador, correspondiente a la jornada 15.

Un “Tata” a Martino

Desde el año pasado me ronda por la cabeza y aún no logro saber en concreto, las razones que llevaron a que Gerardo Martino no hubiese aceptado la dirección técnica de esta Colombia, que si bien había perdido 5 de seis puntos disputados en casa ante Venezuela y Argentina, tenía suficiente material humano, como para mejorar y ascender en la tabla de posiciones.

En su momento, Martino se debió haber llenado de argumentos, para dudar tanto y determinar no medírsele al reto de clasificar a un equipo, que a diferencia de anteriores procesos, contaba con mucho jugador exitoso en Ligas del exterior de primerísimo nivel y en la actualidad, debe estar viendo los “toros desde la barrera” y estoy muy seguro, que estará arrepentido de haber desperdiciado la oportunidad de haber inscrito su nombre en la historia de Colombia, algo que hará Pekerman, con una selección que revivió el “Carnaval” en Barranquilla y puso a soñar a todo una nación, que por estos días para nada le interesa la inseguridad, los problemas de salud, el bajo poder adquisitivo, los diálogos de Paz en Cuba y hasta la popularidad del Presidente, Doctor Juan Manuel Santos, quien asistió al “Metropolitano” y se deleitó como cualquier parroquiano, de una exhibición de muy buen fútbol, de una selección que de nuevo con su fútbol, su “toque toque” y el ole en la cancha, contagió al público en las tribunas, haciendo la ola y en-rumbando a todo un país.  

Deja tu comentario