RODRIGO ARANA

Barras y estrellas de oro en la duela

Los Juegos de Londres dejaron en su último pestañeo la posibilidad de ver uno de los equipos más grandes de la historia del baloncesto estadounidense

Por RODRIGO ARANA14/8/2012 - CIUDAD DE MÉXICO
LeBron James, una de las figuras para conseguir el oro (Getty Images)
LeBron James, una de las figuras para conseguir el oro (Getty Images)

El último día de los Juegos de Londres nos regaló uno de los eventos más esperados del verano. No podemos negar que dentro de todas las maravillosas historias y grandes figuras en Londres, todos queríamos ver el final de una historia que desde el inicio sabíamos en qué acabaría. Suena extraño, pero la calidad dentro de este equipo no fue sólo capaz de paralizar a todos los amantes del baloncesto, sino a todo aquel que gusta de presenciar de momentos y personajes históricos. 

La selección dirigida por Mike Krzyzewski tuvo una actuación memorable y por segundos juegos consecutivos derrotaron a España para ganar la presea dorada. El equipo de los Estados Unidos anotó un total de 924 puntos. Casi mil puntos en ocho partidos es una cifra que muestra claramente el poder de esta selección. Con un total de 667 puntos en contra, la diferencia de puntos del equipo estadounidense quedó en 257 unidades y dejó muy en claro que hoy por hoy no existe nadie que pueda derrotarlos.

LAS FIGURAS

Trabajo en equipo. Esta puede ser la forma en que recordemos lo hecho por los doce miembros de este conjunto. Sin embargo, hubo actuaciones individuales sobresalientes a lo largo de la justa. El mejor anotador fue Kevin Durant; 156 puntos en 208 minutos de juego, lo hacen para mi el mejor elemento. Lebron James con otra actuación soberbia -como nos tiene acostumbrados- fue líder de asistencias del equipo con 45 y un total de 106 puntos; y junto a Carmelo Anthony fue el único que ganó la medalla de bronce en Atenas. Melo mostró números geniales –y ojalá lo hiciera así siempre en su equipo- fue el segundo mejor anotador con 130 puntos en 142 minutos de juego. Gran aportación desde la banca la que tuvo Melo y maravilloso año para Lebron. Campeón de la NBA, jugador más valioso de la temporada y campeón olímpico; fenomenal año para el mejor jugador en la actualidad.

ADIÓS A LA SERPIENTE AFRICANA

El hombre que recibió la mayor ovación del público al momento de la premiación fue Kobe Bryant. Podremos ser fanáticos de él o no, pero es un hecho que el “Black Mamba” es un futuro miembro al salón de la fama, y que su aporte en este equipo fue esencial para el resultado. Bryant ya dijo que se despide de la selección, por lo que esta fue su última participación representando a su país. Ahora con los refuerzos que llegaron a Los Ángeles, Bryant deberá sacar ese veneno letal para ganar otro anillo más de la NBA y hacerle nuevamente honor a su apodo.

YO ME QUEDO CON ESTE EQUIPO

Es inevitable que cada vez que los Estados Unidos convocan un representativo de baloncesto, lo primero que nos venga a la mente es el “Dream Team” de Barcelona 92 y esta vez no fue la excepción. Las comparaciones se basan en apreciaciones sobre los jugadores y el desempeño durante el torneo. Es claro que el equipo de 1992 marcó y unió a toda una generación, fue el primer gran conjunto lleno de figuras. Los nombres están de más mencionarlos, todos son de otro planeta, algunos culpables de mi pasión por el basquetbol, protagonistas de tremendas batallas en esas décadas, digamos arquitectos de lo que probablemente es la mejor época de la liga en su historia. Sin embargo, los medallistas de oro en Londres son lo mejor de la NBA en la actualidad y no le piden nada a aquellos monstruos de la duela.

Para mi faltaron tres jugadores que hubieran sido los que le darían una fuerza gigantesca a mi argumento. Dwight Howard, Derrick Rose y Dwayne Wade, fueron los grandes ausentes, debido al rival más odiado por los deportistas, las lesiones. Con ellos y lo mejor de este equipo en Londres hubieran derrotado al “Dream Team”. El hubiera no existe, pero creo que aun sin ellos, sería un juego muy parejo y sin favorito para ganarlo.

En lo personal me quedo con el más reciente rostro de la potencia en baloncesto, ¿Y ustedes?

Deja tu comentario