ATILIO COSTA FEBRE

River y una victoria para encontrar paz

El Millonario derrotó a Estudiantes con dos goles de Funes Mori y va en busca del ritmo de la Primera División. No te pierdad el análisis de Atilio Costa Febre.

Por ATILIO COSTA FEBRE13/8/2012 - Buenos Aires
El equipo de Almeyda sumó su primera victoria luego de la vuelta a Primera. (Fotobaires)
El equipo de Almeyda sumó su primera victoria luego de la vuelta a Primera. (Fotobaires)

River Plate consiguió en La Plata una victoria que ojalá le permita encontrar paz para poder  trabajar y empezar a liberarse futbolísticamente.

Había ganado por última vez en aquella ciudad en el año 2002 con un 6 a 0 cuando Manuel Pellegrini aún era el técnico. En ese momento,  precisamente con este rival muy ganador del fútbol argentino, le había costado muchísimo llegar a la victoria. Esta vez, no jugó tan bien en el primer tiempo, que en lo general fue mediocre, pero pudo encontrarle la vuelta en el complemento.

Matías Almeyda sabía que este era un equipo que presionaba, que ponía mucha gente en campo contrario. Advirtió que tenía dos marcadores centrales lentos como Leandro Desábato y Agustín Alayes, y a partir de allí se acomodó para jugárselo y ganárselo de contraataque.

En una cancha rápida, con mucha agua, gravitaron David Trezeguet y Rogelio Funes Mori, y  Leonardo Ponzio fue el equilibrio para que el equipo terminara sacando provecho de todo lo que dijimos anteriormente.

Otro punto clave fue el debut de Marcelo Barovero, que como pasa con todos los arqueros de equipos grandes al que le llegan muy pocas veces, tuvo en su bautismo en el arco millonario dos atajadas fundamentales, principalmente la de la Gastón Fernández. Esto nos da la sensación que River empieza a encontrar un arquero serio y en serio.

Funes Mori fue la gran figura. Los históricos delanteros de Núñez empezaron errando grandes situaciones, como por ejemplo Carlos Morete o Ramón Díaz, que terminaron siendo de los jugadores más importantes de la historia del club.

Esto le ha pasado al mellizo, que cuando empezó en la primera fallaba mucho y hoy se está serenando. Nos dimos cuenta que el penal errado contra Belgrano no le pesó, y que tiene un compañero ideal para su crecimiento como lo es Trezeguet, quien fue el jugador que más lo asistió en la Ciudad de La Plata. Me parece que va en camino a ser un goleador determinante para lo poco que le queda por jugar en el fútbol argentino.

Hablar del futuro es prematuro, ya que el equipo necesita rodaje y el plantel debe completarse. Y con respecto a esto último, ha llegado Rodrigo Mora, el delantero uruguayo que viene de Portugal.

 Seguramente cuando Almeyda tenga a todos los jugadores a su disposición vamos a darnos cuenta para qué está River; prioritariamente, para liberarse el entrenador dirigiendo en Primera División, y para que se relajen los jugadores en un campeonato que es totalmente diferente al del año pasado, porque  en la B Nacional imponían su ritmo, pero ahora empiezan a compartir esa responsabilidad con el resto de los equipos.

Puedes seguir a Atilio Costa Febre en Twitter @Lito_C_Febre

Deja tu comentario