CARLOS DELFINO

Luego de la derrota, el sueño está intacto

Carlos Delfino analiza en exclusivo la caída ante Francia y lo que viene para la selección en los Juegos de Londres.

Por CARLOS DELFINO1/8/2012 - Londres
La Generación Dorada ganó en el debut, pero no pudo con Francia en el segundo partido. (Télam)
La Generación Dorada ganó en el debut, pero no pudo con Francia en el segundo partido. (Télam)

La derrota ante Francia no cambia demasiado las cosas. Lógicamente, si hubiéramos conseguido la victoria hoy tendríamos casi asegurado el segundo puesto, pero las chances de clasificar arriba siguen intactas. No es momento para lamentarse. El torneo no lo permite.

Siempre lo dijimos y hoy se confirma: estamos luchando en un grupo “A” durísimo. Cualquiera puede ganar o perder. Por eso debemos estar concentrados, hacer autocrítica, corregir y seguir batallando. Estamos obligados a seguir creciendo como equipo si queremos luchar por una medalla.

Francia nos derrotó con total justicia. Son un gran equipo con 5 jugadores NBA y jugaron mejor que nosotros en momentos claves del partido. Siempre corrimos de atrás, y a pesar de no poder jugar cómodamente nuestras ofensivas estuvimos en final cerrado hasta faltando 2 minutos. Nuestra defensa fue muy buena, pero no pudimos jugar como queríamos en ataque. Ellos defendieron muy bien y no nos dejaron hacer nuestro mejor trabajo. Mantuvimos el espíritu y la entrega de siempre, pero nos faltó juego.

Tuvimos reunión de equipo conversamos de todos nuestros errores y aciertos. Estamos acostumbrados a este tipo de torneos y sabemos que lo de Lituania y Francia tan solo fueron las dos primeras batallas. Sabíamos que sería así, y por ahora estamos bien parados de cara al futuro.  

Debemos ganar los dos partidos frente a los equipos africanos (Túnez y Nigeria) para asegurarnos estar entre los 3 primeros. Incluso la gran diferencia de puntos obtenida ante Lituania nos permite soñar con un triple empate y quedarnos en segunda posición (si Lituania derrota a Francia el jueves).

Pero no vayamos tan lejos. Mañana será el turno de Túnez. Debemos estar concentrados, defender muy duro y lograr la dinámica en ataque que tuvimos por momentos contra Lituania. Si hacemos las cosas bien, tendremos chances de jugar un partido tranquilo y darles minutos de  descanso a los jugadores titulares.

Ya tenemos el excelente scouting que hizo nuestro cuerpo técnico del equipo de Túnez.  Su base (Marouana Kechrid) es el que maneja los ritmos del juego y Ben Romdhane Macram es el interno más determinante cerca de los tableros. Debemos tener precauciones, pero si hacemos nuestro juego como corresponde deberíamos llevarnos una nueva victoria que nos permita acercarnos a la clasificación.

El sueño está intacto. ¡Esto recién comienza!

Deja tu comentario