ÁNGEL HÚGUEZ

Es Hanley Ramírez el verdadero Yasiel Puig

Todos hablan del fenómeno cubano en los Dodgers, pero desde su arribo reapareció el dominicano y sus números son mejores

Por ÁNGEL HÚGUEZ24/7/2013 - MÉXICO
El dominicano podría extender su concrato con Dodgers (AP).
El dominicano podría extender su concrato con Dodgers (AP).

No se trata de competencia, sino de complemento. Sin embargo no hay que dejarse deslumbrar por el novato y su historia de ‘Cenicienta’, pero sí darle su justo valor.

Es verdad que desde el 3 de junio los Dodgers tienen marca de 29-15 y desde entonces le han sacado nueve juegos a quienes eran los líderes en su división (Diamondbacks). Nadie ha ganado más juegos que este equipo de Los Ángeles desde que apareció Yasiel Puig (debutó el 3 de junio. El segundo mejor equipo desde entonces son los Rays con 28-17). En mes y medio pasaron del sótano del Oeste al liderato.

Los números del cubano son extraordinarios: .369 de bateo, .409 de OBP, con 8 jonrones, 20 producidas y 30 anotadas en 43 juegos. Pero no está solo.

Hanley Ramírez se lesionó el 3 de mayo y regresó el 4 de junio, un día después del debut del cubano. Sus estadísticas desde entonces son .384 de promedio al bat, .442 de OBP, 9 cuadrangulares, 30 impulsadas y 32 anotadas en 40 juegos.

El mexicano Adrián González batea desde el 3 de junio para .273 con 8 vuelacercas, 21 remolques y 27 anotadas en 44 duelos, mientras que Andre Ethier conecta desde esa fecha para .302 con 19 producidas y 20 anotadas en 43 cotejos.

El talento de Puig es enorme y merece destacarse, pero no ha sido él la estrella angelina. Su debut coincidió con la reaparición de Ramírez, el cuarto bat, y cuando tu cañonero más importante responde teniendo por delante al novato sensación y a un tipo (González) que tiene .370 de OBP en 10 años de carrera, seguro el equipo tendrá opciones de ganar.

Lo que los Dodgers necesitaban en su ofensiva era algún bat que pudiera cumplir las funciones de primero en el orden. Como los de Don Mattingly no cuentan con un primero en el orden confiable, Yasiel Puig lo hace jugando como segundo en la alineación. Y ya con gente en base, tanto González como Ramírez ven más pitcheos por la zona de strike.

Con el arribo de Puig los Dodgers solucionaron uno de sus problemas. Ahora tendrán que hacerlo en el bullpen. Sus relevistas tienen descanso gracias a que su rotación abridora promedia seis inning por apertura, a pesar de las bajas de Chad Billingsley y Josh Beckett, con efectividad de 3.47 (la cuarta mejor en todo el beisbol. El bullpen es el número 20 en Grandes Ligas en innings lanzados (290.1), pero es el 22 en ERA con 3.89 y son el quinto bullpen con más oportunidades de salvamento desperdiciadas con 16 (detrás de Arizona y Cachorros con 19, Indios con 18 y Orioles con 17).

Ese es el verdadero problema de los Dodgers ahora, y ni Puig junto a Hanley, González o Ethier podrán solucionarlo en los momentos claves, como al final de temporada o en playoffs.

Entiendo lo seguidas que son las historias que parecen cuento de hadas, pero Puig necesita de Ramírez para empujar a los Dodgers, los abridores ya tienen el apoyo ofensivo que les faltaba, ahora necesitan que los apoyen en el bullpen. El equipo sigue sin ser equilibrado, a pesar de ser el mejor de todos los últimos 44 juegos.

Deja tu comentario